948 25 79 84 - 680 12 61 88 gomaracentromedico@gmail.com

El bótox es una de los tratamientos de medicina estética que mayor presencia tiene en nuestros días. Esto se debe principalmente a que se puede aplicar de forma rápida y sencilla, no presenta mayores índices de riesgo y ofrece resultados de altísimo nivel. Si no sabes mucho al respecto, aquí te enseñamos todo lo que debes saber sobre el bótox en la cara.

¿Qué es el bótox?

La toxina botulínica, también conocida como bótox, es una sustancia utilizada en el campo de la estética por su efecto paralizante. La bacteria en base a la que está elaborada permite interferir en la actividad de los neurotransmisores del cuerpo, lo cual produce una parálisis temporal en los puntos sobre los que se inyecta.

De esta manera es posible evitar que determinados músculos de la cara se contraigan, lo que impide que las arrugas y las líneas de expresión se marquen en la superficie de la piel. Lo mejor de todo es que, en manos de un profesional, el tratamiento no debería presentar ningún tipo de efecto secundario.

¿Cómo es el tratamiento?

Como ya hemos mencionado anteriormente, el bótox en la cara se aplica mediante inyecciones y ofrece altos índices de satisfacción al paciente. La toxina botulínica es infiltrada a través de unas agujas delgadas, en un proceso que dura alrededor de 15 minutos y que no requiere de la aplicación de anestésicos.

¿Cuánto duran los efectos?

tratamiento de bótox en la cara

El tratamiento de bótox en Pamplona tiene una duración aproximada de 6 meses por sesión. Una vez haya transcurrido dicho tiempo, los efectos comenzarán a desaparecer y los músculos que habían sido paralizados recuperarán su movimiento.

Es por esta razón que si lo que buscas son resultados permanentes, deberás someterte de forma regular a este procedimiento y prolongar sus efectos. A medida que vayan pasando las sesiones, el tiempo necesario para que perder los resultados obtenidos será cada vez mayor.

Efectos secundarios y riesgos

Al igual que en otros tratamientos es necesario saber que existen ciertos riesgos asociados a la utilización de bótox. Lo más importante es señalar que este procedimiento no debe practicarse en mujeres embarazadas, en personas mayores de 65 años ni en quienes tengan menos de 20 años.

Una dosis inadecuada puede provocar que se paralicen zonas del rostro que no estaban en los planes. Por otro lado es posible que aparezcan efectos secundarios como dolor de cabeza, erupciones en la piel y espasmos musculares.

La buena noticia es que nuestro centro de estética en Pamplona te ofrece todas las garantías necesarias para disfrutar de un tratamiento seguro y satisfactorio. Si estás pensando en utilizar bótox en la cara, no dudes en confiar en Gómara.

1
Hola,

¿En que podemos ayudarte?
Powered by