Uno de los aspectos más importantes para lucir atractiva es llevar un correcto cuidado de la piel. Lo interesante de esto es que el tipo de estrategias para lograrlo varían de forma considerable según el momento del año en que nos encontremos.

Se acerca el verano y con esto aparecen un montón de panoramas atractivos. Sin embargo también nos encontramos con una serie de factores de riesgo para nuestra salud que es necesario considerar y que queremos compartir contigo.

En este artículo te explicaremos de forma breve algunos de los cuidados que debes tener con tu piel en la época estival, para que así no pierdas ese brillo y encanto que tanto te gusta lucir.

 

Protector Solar

Como cuidar la piel en verano protector solarEl principal cambio que apreciamos durante esta temporada es una presencia mucho más prolongada del sol. Todos sabemos que la radiación solar puede ser realmente nociva para nuestra piel, por lo que vale la pena tomar algunas precauciones.

Lo más popular y conocido es el protector solar. A través de estas cremas y lociones podemos disminuir el impacto de la radiación sobre nuestra dermis y reducir los riesgos de sufrir grandes daños en esta.

 

 

Ropa

consejos para cuidar la piel en veranoSabemos que con la presencia continua del sol las temperaturas se elevan y que esto invita a andar un poco más ligera de ropa. Dejar al descubierto los brazos, las piernas y la espalda es algo bastante común, sobre todo si consideramos esas semanas que iremos a pasar a alguna playa de nuestro país.

Sin embargo esto nos dejará mucho más expuestas a los daños del sol. Es por este motivo que conviene utilizar algunas prendas que filtren esta acción como pareos, faldas largas y sombreros, accesorios mediante los cuales podremos reducir todos estos efectos nocivos propios de la radiación solar.

 

Horas de exposición

la importancia de cuidar la piel en veranoSí, sabemos que parece una locura estar escondiéndonos del sol de forma continua cuando el bronceado veraniego nos sienta tan bien. Es por esto que, para evitar mayores inconvenientes sobre nuestra piel, es necesario saber elegir con sabiduría las horas en las que nos pondremos a tomar el sol.

Por supuesto, el protector solar es indispensable independiente de la hora, por lo que jamás deberás dejarlo de lado. Ahora bien, evita esas horas de mayor radiación que se ubican entre el mediodía y las 4 de la tarde. En esta franja horaria puedes sufrir quemaduras graves y ver cómo tu piel se daña en vez de ponerse más atractiva.

 

 

Consumir agua

beber agua para cuidar la piel en verano Otro factor relevante a la hora de cuidarnos de la incidencia del sol es la cantidad de agua que consumimos. Tener un cuerpo bien hidratado supondrá una gran diferencia cuando nos pongamos a tomar el sol y a broncear nuestra piel.

El daño que podemos sufrir en la superficie de nuestro cuerpo disminuye de forma considerable cuando existe una hidratación correcta. Es por esto que consumir agua nos aliviará bastante y ampliará la cantidad de radiación solar a la que podemos exponernos.

Las cremas hidratantes también pueden marcar gran diferencia en este aspecto, así que utiliza todo lo que tengas a mano.

 

Utilizar cremas

Como cuidar la piel en verano utilizar cremasComo bien mencionamos anteriormente el uso de cremas puede marcar una diferencia importante en el nivel de hidratación de tu piel. Pero no solo eso. En la actualidad podemos encontrarnos con un montón de productos diseñados exclusivamente para atender a nuestra piel después de un día de exposición solar.

Estas se encargan de reparar los tejidos y humectar de manera correcta nuestra piel, disminuyendo los efectos nocivos propios del sol. Gracias a esto podrás conservar una apariencia atractiva y obtener con total seguridad ese bronceado que tanto nos gusta presumir al volver a nuestra ciudad.

 

 

Para más información, contacte con nosotros